¿Por qué conformarse con una reproducción impresa cuando puedes tener una buena copia original de

¿Por qué conformarse con una reproducción impresa cuando puedes tener una buena copia original de
"La noche estrellada" 1889, Vincent van Gogh. Copia facsímil realizada con acrílicos sobre cartón por Francisco R. Mayoral (1996).

jueves, 22 de diciembre de 2011

Alice "se hizo" Marisa (acrílico sobre cartón, 2003)

La versión "Marisa" de Alice pintada por F. R. Mayoral en 2003

Hojeando un catálogo de la obra de Amadeo Modigliani, uno de mis pintores favoritos, me vi sorprendido por el asombroso parecido de la dulce muchacha retratada en uno de los cuadros, titulado con su nombre, con una de mis sobrinas. Lo comenté con mi hermana, su madre, que se mostró muy ilusionada con la idea de que le hiciese una copia para colgar en su casa.

Modigliani, 1915
Tiempo después, recordé la deuda contraída y puse manos a la obra, tratando de acentuar el parecido de "Alice", la modelo original de Modigliani, con mi sobrina. El resultado lo colgamos hoy aquí, con mucho cariño y como otra referencia de trabajo realizado por encargo.

La trágica biografía de una vida miserable y la prematura muerte de Modigliani, consumido por la enfermedad y sus adicciones, no impidieron que nos legara cuadros geniales, con especial preponderancia de desnudos femeninos y retratos. Su obra denota la marcada influencia del arte étnico africano que se detecta de manera evidente en los simplificados y rotundos trazos de los rostros que tanto recuerdan la morfología de las inconfundibles máscaras y esculturas del arte negro.


Acrílico sobre cartón.
Formato: 50x33 cm
No disponible (puede duplicarse por encargo en formato a medida).

jueves, 15 de diciembre de 2011

Un lugar inevitable (óleo sobre tela montada, 2003)

Amante del cómic y el diseño gráfico, F. R. Mayoral quedó cautivado por el estilo de Úrculo

Permeable viajero por los caminos del arte pictórico, nuestro autor no podía sustraerse al hechizo de las formas y colores del genial y tristemente desaparecido Eduardo Úrculo. La fuerza invasiva de un estilo que bebe referencias del Pop-Art y se solidifica en manifestaciones admirables, tanto en la pintura como en la escultura.

Eduardo Úrculo, 1996
Sombreros, paraguas, maletas, baúles, gabardinas... y culos. Muchos culos, mayoritariamente femeninos, que le dieron fama merecida e invadieron los sueños eróticos de más de un espectador de su obra.

Úrculo plasmó en este cuadro magistral la serena tensión de la mirada del artista mientras el vestido de la modelo se desliza para exponer a la vista su sensual desnudez. El maestro lo creó en 1996. Nuestro autor lo descubrió años después en el Museo Conde Duque de Arte Moderno de Madrid y no pudo evitar recrearlo para un amigo en el año 2003, adaptando el formato original a su destino final.

La gran pregunta pendiente que Úrculo ya no puede contestar, es si el "lugar inevitable" que da título al cuadro, re refiere al estudio del pintor o "ese lugar" de la bella y sugerente anatomía de la modelo que tanto abunda en su obra.

Pero, hablando más seriamente, creemos que Mayoral acierta cuando interpreta que el cortinaje de la izquierda, así como la postura de espaldas del pintor que observa a la modelo, son dos claros aunque sutiles homenajes al único autorretrato conocido de Johannes Vermeer, con el título de "El arte de la pintura".

Óleo sobre tela montada en madera.
Formato: 70x55 cm
No disponible (puede duplicarse por encargo en formato a medida).

domingo, 11 de diciembre de 2011

Memoria ausente (pastel y tinta china sobre papel, 1973)

Los recuerdos de la memoria ausente sentidos en 1973 y resucitados mucho después.

Es éste un cuadro tan personal e íntimo que he decidido presentarlo personalmente. Probablemente es el único al que he ido cambiando el título con el paso del tiempo; si por cambio entendemos el de las palabras que no el del sentimiento y emociones de fondo que han permanecido inalterables... o eso creo.

Soy consciente de la aparente contradicción que implica hablar de "recuerdos" de una memoria ausente. Sin embargo, no creo equivocarme cuando espero que la sensibilidad y empatía de algún lector lo comprenda y experimente algo similar a lo que yo sentía cuando lo realicé, enmedio de una profunda crisis de soledad acompañada, la más terriblemente solitaria.

F. R. Mayoral, 1973
Los ocupantes, intencionadamente invisibles, de ambas sillas comparten espacio y tiempo, pero dramática y sensiblemente alejados en un vacío que no son capaces de llenar ni siquiera con sus cuerpos ausentes.

Más allá de su composición, cromatismo y estética, esta obra es la metáfora de una realidad que los torpes seres humanos somos capaces de provocar e incluso, erráticamente, repetir. Es un cuadro para contemplar, sentir y ¿reflexionar?

La técnica usada en su ejecución responde a la urgencia del exorcismo que precisa ser finalizado rápidamente. Ponerlo a la venta en esta galería virtual, casi cuarenta años después, es un segundo intento de exorcismo que persigue convertir definitivamente la memoria en ausencia.

Pastel y tinta china sobre papel (enmarcado)
Formato: 24,5x32,5 cm
Tamaño enmarcado: 42,5x50 cm
Consultar disponibilidad y condiciones.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Modelo sobre fondo azul (óleo sobre lienzo montado en bastidor, 1997)


"El arte no reproduce lo visible. Lo hace visible" Paul Klee

Ernst Ludwig Kirchner fue un pintor expresionista, fundador en 1905 del grupo Die Brücke (El Puente) en Dresde; movimiento artístico de principios del siglo XX inspirado en el arte primitivo y el fauvismo francés que promovió el uso del color subjetivo y la prevalencia de la expresión por encima de la forma, rechazando el academicismo.


Ernst Ludwig Kirchner, 1906
Los rasgos más distintivos de este grupo son el color antinatural, subjetivo y chillón, en tonos cálidos; las formas más bien planas, con poco interés por los volúmenes y la perspectiva, que se violenta en escorzos imposibles, y contornos trazados con líneas gruesas, como incisiones en madera.

Los temas son generalmente escabrosos en sintonía con la forma de mostrarlos: prostitución, locales nocturnos de dudosa reputación, calles angostas con personajes trajeados...

El interés de su creador por la sensualidad de lo carnal queda rotundamente expresado en esta obra que es sólo una de las muchas que dedicó al desnudo femenino. Kirchner la creó en 1906 y Francisco R. Mayoral pintó en 1997 el facsímil cuya imagen se reproduce al principio.

Óleo sobre lienzo (enmarcado)
Formato: 28x23 cm
Tamaño enmarcado: 43x38,5 cm
Consultar disponibilidad y condiciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...